Las finanzas sostenibles es un término que abarca varios mecanismos de financiación. Algunas formas de financiación se crean para fines específicos, como proyectos de energía renovable, compensaciones de carbono e inversiones de impacto social. Estos instrumentos permiten la compra de créditos que pueden ser utilizados para reducir la huella de carbono de una empresa. No todos estos mecanismos de financiación son iguales y requieren conocimientos y habilidades especiales. Los siguientes son algunos ejemplos de métodos de financiación. ¿Sabes qué son las Finanzas Sostenibles? ?

La financiación de la sostenibilidad se centra en los impactos de una empresa en la sociedad y el medio ambiente. Requiere que las empresas tengan en cuenta los costos sociales y ambientales de sus operaciones. El término promueve prácticas comerciales éticas y responsabiliza a las empresas por los daños causados ​​al medio ambiente. Las finanzas tradicionales, por otro lado, se centran en ganar dinero con las transacciones de una empresa. No se centra en el impacto social y ambiental de sus actividades.

El término “finanzas verdes” se refiere a una variedad de actividades y productos financieros con el propósito de reducir los impactos ambientales negativos. Puede incluir una variedad de mecanismos de deuda y préstamo, pero el objetivo principal de las finanzas verdes es promover el desarrollo de proyectos ambientalmente sostenibles y minimizar el impacto negativo de los proyectos regulares en el medio ambiente. También es posible combinar finanzas verdes con proyectos regulares. ONU Medio Ambiente utiliza financiamiento verde para ayudar a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Trabaja en conjunto con otras estrategias de inversión y trabaja con organizaciones públicas y privadas para alinear el sistema financiero global con la Agenda de Desarrollo Sostenible.

Si bien mucha gente piensa en las finanzas sostenibles como la financiación de proyectos respetuosos con el medio ambiente, la realidad es que no es tan simple como eso. A pesar de los muchos beneficios de las finanzas sostenibles, es difícil hacer una comparación entre ellas y los combustibles fósiles. Actualmente, no existe un sistema de calificación estándar para las emisiones de carbono, y las empresas con mayores emisiones son Saudi Aramco y ExxonMobil. Por lo tanto, la pregunta sigue siendo: ¿Cuál es el mejor enfoque?

Un importante administrador de inversiones global, Blackrock, se comprometió públicamente a lograr cero emisiones netas para 2050. Este ambicioso objetivo ha creado revuelo entre los inversores. El Instituto de Recursos Mundiales dice que podría conducir a un cambio importante en la dirección de las finanzas sostenibles en el sector financiero. La Unión Europea ya se ha comprometido a financiar más de 2 billones de dólares en energía limpia a través de su programa EBI. El Instituto de Recursos Mundiales (WRI) informa que más de un tercio de los 50 bancos más grandes del mundo se han comprometido con la sostenibilidad.

A diferencia de las finanzas tradicionales, las finanzas sostenibles buscan promover prácticas comerciales éticas y responsabilizar a las empresas por sus impactos ambientales y sociales. El concepto de sostenibilidad es importante por varias razones. En primer lugar, ayuda a los empleados a sentirse bien trabajando en una empresa que está haciendo su parte para ayudar a la sociedad. En segundo lugar, puede atraer nuevos talentos y ayudar a la organización a retener al personal existente. La forma más popular de sustentabilidad es ESG, o ambiental, que es más especializada que las finanzas convencionales.

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني.

Esta web utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Configurar y más información
Privacidad