Home / Ahorro / Las reservas: resguardar a nuestra familia

Las reservas: resguardar a nuestra familia

¿Cómo sería crear una reserva familiar? En finanzas hablamos de los “Fondos de emergencia”, lo que todos conocen como un importe para prevenir eventualidades, un dinero extra, un monto que te permitiría estar tranquilo durante un tiempo.

imagen

Para determinar cuál sería este importe debés pensar en cuál es el número que salda todos los gastos mínimos necesarios durante un mes, y multiplicarlo por 6. Se recomienda que sean los gastos que necesita la familia para subsistir durante un período de tiempo. Así, conseguirás tener un resguardo en el caso de un despido, una enfermedad, etc… ¡Pero ojo! Se trata realmente de un monto destinado a una emergencia, ¡no lo malgastes para otras compras!

Te propongo un ejercicio mental: Si te vas de vacaciones, te enfermás, o por algún motivo no vas a trabajar durante un mes ¿cuánto necesitarías tener en tu cuenta?

A pesar de la inflación, se puede generar una reserva: lo primero es elegir una herramienta financiera que te de liquidez. En este caso no vamos a priorizar el crecimiento del importe, la rentabilidad, sino la posibilidad de tenerlo siempre disponible ante una emergencia.  Sólo podrás protegerlo de la inflación, porque lo que se busca es tenerlo disponible en horas. Un activo no te sirve de nada si de repente necesitás el efectivo urgente.

Básicamente, te recomiendo dos pasos:

1° paso: formar ese monto: el hábito del ahorro ya debe estar creado, esto es la base de todo plan financiero. Se puede pensar en una forma de generar dinero extra, o en base a la capacidad de ahorro mensual. No podemos hablar de inversiones si antes no tenés un fondo de emergencia.

2° paso: capitalizar ese monto: buscar una herramienta que te de liquidez en el momento. No podría ser un plazo fijo, porque no lo podés sacar cuando querés. Por eso debés buscar una herramienta menos rentable pero que priorice la disponibilidad.

Finalmente, recordá también que el importe del fondo dependerá de tu edad. Si sos una persona joven necesitarás probablemente menos dinero que una persona mayor. Porque el joven tiene mayores probabilidades de reincorporarse laboralmente o conseguir un ingreso extra.

Ya sabes, lo primero es prevenir ¡Manos a la obra y buenas finanzas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

sesion-coaching-financiero-gratis-finanzas-integrales

RESERVAR TURNO